Suscríbete y consigue el regalo!

Llama hoy! 647 797 990
setumisma@mami.plus


Mami+Plus:
Maternidad Consciente

Somos seres mamíferos, ¡también para parir!

//Somos seres mamíferos, ¡también para parir!

Somos mamíferos y como tales así nos comportamos en muchos aspectos de nuestra vida.  Las mujeres en el parto nos comportamos como auténticas hembras mamíferas, nos volvemos más instintivas y buscamos las necesidades básicas de supervivencia: intimidad y seguridad. Al volvernos más instintivas nuestro cerebro intelectual, el pensar, se inhibe para así dar paso a las estructuras cerebrales arcaicas encargadas de producir el flujo de hormonas especifico, que toman el control. Es decir:

Para que se dé un auténtico trabajo de parto la mujer tiene que desconectar de su cerebro racional y dejar de pensar,entonces dejaremos paso a que las hormonas tomen el control de nuestro cuerpo y realicen sus funciones.

¿Y qué necesitamos para estar tranquilas y poder dejar de pensar? Tener cubiertas nuestras necesidades básicas de intimidad y seguridad. Saber que  podemos dedicarnos plenamente a lo que nos toca realizar en ese momento (en este caso parir ) porque todo lo demás esta bajo control y no tenemos porque preocuparnos. En el caso del parto esa preocupación vendría por  estrés, miedo, si estamos en alerta o  en general no sentirnos seguras…todas estas sensaciones van a activar nuestras suprarrenales liberando adrenalina. La adrenalina  inhibe la liberación de oxitocina hormona necesaria para que comience el trabajo de parto.  La oxitocina es el prototipo de la hormona del amor y para que se produzca naturalmente se precisa de un entorno seguro y con una temperatura suficientemente cálida. La oxitocina no solo ayuda a la dilatación en el parto sino que incide en el desarrollo del instinto maternal de protección. Una hembra animal siempre busca un lugar tranquilo y seguro para parir, nosotras instintivamente hacemos lo mismo, para protección nuestra y de nuestro cachorro.

Por todo ello es importante que elijamos el lugar donde queremos dar a luz, asegurémonos que no tenga una luz fuerte , que no haya ruidos, que sea un lugar donde tengamos intimidad con nuestra pareja y donde sepamos que vamos a ser respetados en nuestro proceso de parto, que podamos tener libertad de movimiento según las necesidades de nuestro cuerpo y en definitiva un lugar donde nos sintamos seguras y tranquilas.

Suscríbete y
CONSIGUE TU REGALO
Las mejores recetas para tu bebé
¡SUSCRÍBEME!
2017-11-10T14:12:45+00:00 30 octubre 2017|Embarazo y parto|
Suscríbete y
CONSIGUE TU REGALO
Las mejores recetas para tu bebé
¡SUSCRÍBEME!
close-link